INVERTER – QUE ES UN EQUIPO INVERTER Y COMO FUNCIONA – ECO Climatización

Los costos asociados a la ejecución de una obra no siempre visualiza el consumo futuro en un sistema de climatización, el buscar los bueno, bonito y barato no siempre es la mejor opción hacia el cliente final. Si buscamos como profesionales posicionar una visión de optimizar la inversión, es importante conocer las ventajas de otros sistemas diferenciados de los equipos convencionales, que como invesión inicial pueden ser mayor, la calidad y el retorno futuro en lo funcional y económico es mucho mayor.
[pictureframe image="http://www.ecoclimatizacion.cl/wp-content/uploads/2013/11/original_Gráfico-¿Cómo-funciona-.jpg" align="left" lightbox="true" title="" link="" width="" height=""]

El grafico muestra en azul, como fluctúa el funcionamiento típico de un equipo de climatización convencional (bomba de calor), las perdidas indicadas son las alzas y bajas de temperatura, lo que se traduce en gastos de energía eléctrica para hacer funcionar al equipo y poder llegar al ajuste de temperatura (T deseada).

Mientras que el equipo Inverter se mantiene cerca del ajuste de temperatura con bajas y alzas mínimas, lo que hace trabajar menos al compresor y obviamente gastar menos en electricidad.

A diferencia de los sistemas convencionales, la tecnología Inverter adapta la velocidad del compresor a las necesidades de cada momento, permitiendo consumir únicamente la energía necesaria. De esta manera se reducen drásticamente las oscilaciones de temperatura, consiguiendo mantenerla en un margen comprendido entre +1ºC y -1ºC y gozar de mayor estabilidad ambiental y confort.

Gracias a un dispositivo electrónico de alimentación sensible a los cambios de temperatura, los equipos Inverter varían las revoluciones del motor del compresor para proporcionar la potencia demandada. Y así, cuando están a punto de alcanzar la temperatura deseada, los equipos disminuyen la potencia para evitar los picos de arranque del compresor. De esta manera se reduce el ruido y el consumo es siempre proporcional.

El sistema Inverter posibilita que el compresor trabaje un 30% por encima de su potencia para conseguir más rápidamente la temperatura deseada y, por otro lado, también puede funcionar hasta un 15% por debajo de su potencia. De nuevo, esto se traduce en una significativa reducción tanto del ruido como del consumo.
[pictureframe image="http://www.ecoclimatizacion.cl/wp-content/uploads/2013/11/aire-acondicionado-inverter-210x150.jpg" align="left" lightbox="true" title="" link="" width="" height=""]

Mayor rapidez de enfriamiento

Sin Inverter : En los días de más frío un climatizador sin función inverter no calienta la habitación del todo bien.

Con Inverter : Al producir un 60% más de calor que los modelos de velocidad constante, los climatizadores inverter calientan una habitación rápidamente incluso en los días más fríos.

Sin Inverter : El compresor funciona a la misma velocidad todo el tiempo, por eso se tarda más en calentar o enfriar la habitación y lograr una temperatura agradable.
Con Inverter : El compresor funciona aproximadamente a una velocidad el doble de rápida hasta que se llega a la temperatura ideal, por eso el calentamiento y el enfriamiento son más rápidos.

 

Uso eficiente de la potencia

Sin Inverter : El compresor se enciende y se apaga según los cambios de temperatura en la habitación. En otras palabras, la temperatura siempre fluctúa.
Con Inverter : La velocidad del compresor y, por tanto, la potencia de salida, se adapta a la temperatura de la habitación. Esta regulación eficiente y lineal de la temperatura mantiene en todo momento una habitación agradable.
Menor consumo de energía

Sin Inverter : Un climatizador sin función inverter consume aproximadamente el doble de electricidad. Con esta diferencia, no tardan mucho en llegar las facturas altas.
Con Inverter : Un climatizador inverter consume la mitad de la electricidad que un modelo sin función inverter, con lo que se obtiene mayor bienestar por mucho menos dinero.

Climatizate !
[pictureframe image="http://www.ecoclimatizacion.cl/wp-content/uploads/2013/11/split-inverter.jpg" align="left" lightbox="true" title="" link="" width="" height=""]

 

 

Un iPad permite controlar la calefacción, la caldera, y toda la domótica de una vivienda. ECO Climatización.

Grzegorz Kaczor es un polaco aficionado a la domótica e instalaciones de control domésticas con conocimientos de programación de PLCs Siemens. Usa HMI Pad para controlar completamente su casa a distancia.

HMI Pad permite monitorizar y controlar la totalidad de la vivienda de Grzegorz incluyendo: iluminación interior y exterior, control de entradas, calefacción central y agua caliente sanitaria, sistema de alarmas de intrusión, puertas o ventanas abiertas, control de una caldera de combustible sólido, control de temperatura independiente por estancia, consumos totales y parciales de energía, suministro de agua, parámetros y valores de consigna del sistema, y vídeovigilancia.

foto

La nueva Smart Heat Pump de Panasonic, una opción ecológica para el ahorro de energía en casa. ECO Climatización.

Las Smart Grids (redes eléctricas inteligentes), pasan a ser una pieza clave en la estrategia energética de la UE y por ello, los proyectos de redes inteligentes han crecido en número, tamaño y alcance en Europa. En este sentido Panasonic está desarrollando actualmente un sistema que combina los beneficios de la tecnología de la bomba de calor (que aprovecha el aire como fuente de energía), la energía solar y la inteligencia de los contadores inteligentes y bidireccionales con soluciones de control sencillas y eficaces para contribuir en las nuevas Smart Grids y en una reducción de emisiones de CO2.

Con una amplia experiencia en el almacenamiento de energía (baterías), paneles solares (HIT), contadores inteligentes y la tecnología de bomba de calor, Panasonic está en una posición ideal para ofrecer una solución en la problemática del abastecimiento eléctrico sostenible.

foto

Muestra Smart Grid (redes eléctricas inteligentes).

Actualmente, Panasonic está trabajando con el Centro de Investigación de Energía E.ON en la Universidad RWTH Aachen para testar y analizar el rendimiento del nuevo concepto que combina la utilización de distintas fuentes de energía con la bomba de calor como elemento principal.

La Universidad RWTH Aachen ha alcanzado un reconocimiento mundial en varios campos de la ingeniería y la ciencia, como la ingeniería mecánica, ingeniería química, ingeniería eléctrica, ingeniería industrial, informática, física y química, y está considerada como una de las mejores universidades en estos campos.

Si los hogares se aprovechan de este nuevo sistema de combinación de tecnologías e instalan soluciones inteligentes, utilizan energía cuando la red eléctrica se encuentre menos saturada y realizan un uso eficiente e inteligente de la energía se podrá replantear el actual sistema, más antiguo, de centrales eléctricas con combustibles fósiles para mejorar las emisiones de carbono y mejorar el medioambiente y la atmósfera de nuestro planeta. Panasonic ha producido el siguiente video que ayuda de forma didáctica a exponer como el funcionamiento de una bomba de calor inteligente combinada con una Smart Grid puede ser una solución ecológica y eficiente que mejora la gestión de energía en el hogar.

#ecoclimatizacion #climatizacion #calderas #calefaccion #hvac

Cinco consejos a tener en cuenta a la hora de cambiar de caldera ECO Climatización.

¿Quiere cambiar de caldera pero no sabe cuál elegir? Antes de comparar las diferentes soluciones disponibles, comience por seguir estos consejos que le permitirán escoger la opción correcta evaluando las necesidades y garantizando mejores resultados.

foto

1 – Investigar el aislamiento de la vivienda

Para escoger adecuadamente, antes de nada, es necesario tener en cuenta la instalación existente. Comience por investigar el estado y el tipo de aislamiento de la vivienda. Incluso con el sistema de calefacción más eficaz del mercado, será muy difícil calentar bien una casa mal aislada. Así, se debería empezar por solucionar los problemas de aislamiento si lo que se busca es obtener la mejor combinación entre el mayor confort térmico y el máximo ahorro energético en la vivienda.

2 – Calcular el consumo energético

Segundo aspecto a tener en cuenta en la elección: se debe tener un conocimiento exacto del consumo energético medio en materia de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Esto es realmente indispensable para calcular el ahorro potencial y para evaluar la potencia óptima de la futura caldera. Como precaución hay que evitar elegir una caldera demasiado potente en relación a las necesidades, porque podría suponer una fluctuación inútil de la factura.

3- Realizar auditorías energéticas previas

Tercer punto a tener en cuenta: sopese el solicitar una auditoría energética (o estudio térmico) a un profesional cualificado. Él evaluará los puntos fuertes y los puntos débiles de la vivienda y aconsejará lo mejor posible en la elección de la nueva caldera. Hay que contar con que la realización de una auditoría. Se trata de una inversión que le permitirá escoger la mejor opción en materia de rentabilidad, con toda la información disponible.

4- Evaluar las necesidades y el confort térmico deseado

Al final, la elección va a depender del uso que se haga de la vivienda y del confort térmico que se desee. Es inútil invertir lo mismo en una segunda residencia que en la vivienda habitual. Evaluar las necesidades en agua caliente sanitaria y calefacción en función del número de personas que habitan en la vivienda, los periodos y estaciones de ocupación (vacaciones de invierno o de verano, fines de semana…) y de los proyectos para los próximos años (ampliación u otras).

5- Comparar las diferentes soluciones disponibles

Si por ejemplo la vivienda dispone de espacios reducidos, la mejor opción sería optar por una caldera mural, perfecta para zonas de pequeñas dimensiones.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, llega el momento de escoger entre los diferentes tipos de calderas: gas, fuel, biomasa o híbridas. Menos conocidas por el gran público, las calderas o bombas de calor híbridas combinan una fuente de energía renovable (una bomba de calor o solar) y una caldera de apoyo de gas o gasóleo que toma el relevo en caso de mucho frío permitiendo incrementar el rendimiento energético.

foto

Tipos de caldera según la vivienda

En materia de calderas, es preciso diferenciar también entre las calderas de pie y las calderas murales. “Para casas grandes, es preferible una caldera de pie y, para espacios más reducidos, una caldera mural. Los criterios de elección tienen mucho que ver con el espacio disponible y el confort sanitario deseado”. De menor tamaño, la caldera mural se coloca fácilmente en una cocina. Por el contrario, si es el confort lo que prima sobre todo y se dispone de espacio, la caldera de pie se convertirá en la mejor opción. Lo ideal para este tipo de calderas es situarla en espacios amplios y externos, como el lavadero o el garaje.

En resumen, si se dispone del presupuesto necesario es mejor no esperar a que la vieja caldera se averíe para cambiarla por una nueva. Comprar una caldera de nueva generación permitirá optimizar el consumo de energía y ahorrar, pero también mejorar el confort térmico. Además, todas las calderas de alta gama estarán equipadas con un sistema de programación, que permitirá regular la temperatura del hogar de forma automática

Climatizate.!

#ecoclimatizacion #climatizacion #calderas #calefaccion #hvac

Samsung hace posible controlar la temperatura del hogar a través de un Smartphone (España)

El Museo ABC de Madrid acogió el pasado 25 de abril la presentación de la nueva Serie F de electrodomésticos y climatizadores de Samsung Electronics, en la que se incluye una innovadora gama de splits de pared para aire acondicionado caracterizados por ofrecer una alta purificación del aire y por admitir la posibilidad de controlar el funcionamiento del climatizador a distancia mediante una sencilla aplicación para smartphone y tablet.
Frente a las complicaciones que atraviesa el mercado, desde Samsung Electronics, se ve la división de Gama Blanca y Aire Acondicionado como un área estratégica de desarrollo para el Grupo, la cual ofrece aún grandes posibilidades de crecimiento y de estabilidad para la marca.
Por ello, para aprovechar estas oportunidades, Samsung Electronics apuesta por desarrollar cinco valores estratégicos, que van en el ADN de la propia compañía.
En primer lugar, el ‘Cambio’, buscar hacer cosas diferentes que la permitan distinguirse en el mercado, y eso pasa lógicamente por destinar buena parte de sus recursos a la Innovación.
De hecho, hoy, uno de cada cuatro trabajadores de Samsung Electronics trabaja en áreas relacionadas con el I+D, con el doble objetivo de ofrecer las máximas prestaciones a los clientes que adquieren sus productos (eficiencia energética, facilidad de uso…) y de contribuir a la definición del hogar del futuro.

Como segundo concepto clave en la estrategia de la compañía, la ‘Velocidad’, es decir la rapidez en identificar nuevas oportunidades en el mercado para poder aprovecharlas antes que nadie.

En este sentido, es elocuente el estudio de Samsung Electronics que señala que el 41% de los usuarios están dispuestos a gastar 75 euros más que sus previsiones iniciales en caso de encontrar un producto que les aporte alguna novedad interesante.

El tercer valor es el de la ‘Concienciación con los costes’, ahora más importante que nunca por el contexto económico en el que se desenvuelve nuestra sociedad. El objetivo último es maximizar los recursos de los que se dispone empleándolos realmente en todo aquello que sea importante. Esto se vislumbra, por ejemplo, en que Samsung Electronics haya sacado sus propios motores Inverter para tener un mayor control de la calidad de sus productos.

foto
Nuevos climatizadores de la Serie F expuestos en el showroom de Madrid.

La ‘Ambición’ es la cuarta palabra que marca el trabajo de la multinacional de origen coreano, una ambición que se manifiesta en todos sus objetivos, desde las ventas hasta el propio valor de la marca Samsung.

Y como último valor, la directora de la división de Gama Blanca y Aire Acondicionado de Samsung en España, aportaba el ‘Equipo’, poniendo de manifiesto la importancia que tiene para esta firma el que trabajadores de la compañía, partners de distribución y clientes remen todos en una misma dirección.

Estos cinco valores estratégicos guían las líneas de trabajo que se ha marcado Samsung Electronics para este 2013, las cuales pasan por ofrecer productos ‘excelentes’, por intensificar las inversiones en la propia marca y por dinamizar el mercado identificando nuevas oportunidades de la mano de los partners.

Todo ello se manifiesta en el lanzamiento de la nueva Serie F de electrodomésticos y climatizadores que, como se señala desde la compañía, “transforman el hogar haciendo más fácil y confortable la vida de las familias”. Todos los modelos incorporados a esta nueva serie en las categorías de lavado, frío y aire acondicionado tratan de responder a las necesidades reales de los consumidores creando un espacio único para la familia e incorporan tecnologías de última generación que tratan de hacer la vida más sencilla y que permiten disfrutar del tiempo libre.

foto
La Serie F ha sido diseñada específicamente para el hogar.

Nuevos splits de pared de aire acondicionado

La nueva Serie F de aire acondicionado es un ejemplo de eficiencia energética, convergencia digital y purificación del aire, que garantiza un aire puro gracias a la tecnología S-Plasma ion, que purifica el aire eliminando bacterias, virus y hongos hasta un 99,99% de eficacia. Por su parte, el filtro Full HD de alta densidad retiene hasta el 80% del polvo y las bacterias causantes de alergias. Esta nueva apuesta de Samsung por la calidad del aire viene tras conocerse los resultados de un estudio que señala que el 94% de los españoles se muestran preocupados o muy preocupados por la calidad del aire que respiramos.

La ventaja que ofrecen los climatizadores Serie F es que además pueden manejarse a través de una sencilla aplicación en el smartphone o tablet, gracias a la cual los usuarios pueden controlarlo incluso cuando no están en casa.

foto
Los climatizadores Serie F pueden manejarse a través de una sencilla aplicación en el smartphone o tablet.

El poder manejar y controlar estos climatizadores vía Wi Fi es un ejemplo claro de convergencia digital. De esta forma los usuarios podrán tanto apagar el climatizador si están fuera del hogar como encenderlo tiempo antes de llegar a casa para encontrar las estancias a la temperatura deseada. Además los nuevos climatizadores Serie F reducen el consumo energético al mínimo incluso en standby.

La Serie F ha sido diseñada específicamente para el hogar ya que se trata de un climatizador lo suficientemente elegante como para encajar en cualquier estancia de la casa.

Climatización eficiente: equilibrio entre temperatura y eficiencia

Dentro de los sistemas que integran un hotel, el sistema de climatización es uno de los más relevantes debido a la influencia que tiene sobre el confort del cliente. Es importante que no se convierta en un tema de conversación para los clientes porque quiere decir que no se ha logrado conseguir el ambiente adecuado, y por eso es esencial conocer bien el establecimiento y sus características para determinar cuál es el sistema que mejor responde a los requerimientos del hotel.
Aunque el consumo energético en climatización varía en márgenes muy amplios, en función del tamaño, tipología y zona climática del hotel, lo cierto es que la climatización supone alrededor del 30% de los costos energéticos del hotel. Debido a que en la climatización intervienen diferentes sistemas, al actuar con soluciones eficientes sobre éstos se puede encontrar un gran potencial de ahorro.

Para ello es clave encajar las tecnologías que ya se encuentran a disposición del mercado con las necesidades particulares de cada establecimiento. Cada uno de los diferentes tipos de climatización tiene ventajas e inconvenientes que deben ser analizados para poder llegar a una situación de reducción de consumos energéticos y por lo tanto de costos.

foto
La climatización supone alrededor del 30% de los costes energéticos del hotel.

Mismo confort, mayor eficiencia

Entre de los diferentes clases de climatización, una de las más comunes es la climatización por sistemas hidrónicos, es decir, basados en la circulación de agua. Máquinas exteriores enfrían, a través de un ciclo de refrigerante, el agua que posteriormente es bombeada por todo el edificio, refrigerándolo. Estos equipos, llamados enfriadoras, han mejorado enormemente su eficiencia en los últimos años, llegando a conseguir ahorros de hasta un 30% respecto a generaciones anteriores.

Con el objetivo de probar la capacidad y las ventajas de estos equipo, se puso en marcha el estudio ‘Climatización eficiente para hoteles’, que permitiría analizar el potencial de ahorro debido a la mejora de la eficiencia en sistemas de climatización de última generación, mediante la sustitución de equipos convencionales por otros de alto rendimiento, que además permiten un circuito opcional de recuperación de calor para producir ACS de manera gratuita. A través de este estudio pretendíamos explicar los beneficios reales para los hoteles vinculados al uso de sistemas de climatización eficientes, capaces de aportar los mismos estándares de confort y temperaturas con un consumo menor de energía. Estos equipos trabajan con refrigerantes menos contaminantes y con mayores rendimientos.

Este estudio mostró tendencias y resultados muy esclarecedores. Recogidos los datos de consumo absoluto durante los tres meses de la temporada de verano, se evidencia un descenso del consumo unitario, es decir, del consumo en función del índice de ocupación. Durante julio de 2012, con la climatización operando a toda su capacidad, el establecimiento donde se está probando el equipo consiguió reducir el consumo de energía en climatización en un 4%, en agosto, este porcentaje aumentó hasta el 17%; en septiembre el ratio de ahorro aumenta aún más hasta el 42%, siempre respecto a los equipos que tenían instalados previamente. Estos datos muestran algo relevante, que el funcionamiento de los equipos es muy eficiente a cargas parciales, es decir cuando no funcionan a toda su capacidad.

Además, se puede aumentar más la eficiencia del equipo mediante la incorporación de un circuito opcional de recuperación de calor implica una reducción del consumo del combustible usado para producir ACS. Mediante este complemento de recuperación del calor del compresor de la máquina se consiguen importantes ahorros en combustible para la generación de ACS. Este complemento puede llegar a cubrir hasta el 70% de las necesidades de ACS, de manera gratuita, en función de diferentes factores, como el uso que se le dé al equipo.

foto
La energía solar térmica, además de aportar calor al sistema de calefacción, reduciendo su coste de operación al disminuir la necesidad de combustible necesario, puede trabajar junto a sistemas de refrigeración por absorción. En la imagen, paneles solares en el hotel Husa Princesa Madrid.

Otra opción que se puede incorporar en algunos casos al sistema de climatización es un módulo de free-cooling, que es una de las opciones que más ahorros puede generar. Consiste en la utilización del aire exterior en lugar de recircular aire de retorno, en aquellos momentos del día cuando la temperatura externa es la adecuada para climatizar el interior, es decir, cuando el aire exterior es más eficiente en términos energéticos que el procedente del retorno. Para poder utilizar este sistema de enfriamiento es preciso que los sistemas de climatización de los locales tengan configuración a cuatro tubos y que las unidades de tratamiento estén equipadas con los sistemas adecuados de compuertas, ventiladores y control para una gestión adecuada de la instalación. Con una fuerte dependencia de la zona climática y de las necesidades del establecimiento, las máquinas enfriadoras pueden llegar a trabajar menos de la mitad, lo que se refleja en un ahorro energético y económico proporcional.

Otro elemento que consigue ahorros en climatización son los recuperadores de calor en ventilación. Estos elementos reducen la diferencia de temperatura entre el aire int4erior y el exterior, sirviéndose de las pérdidas de calor durante la ventilación. Así hay que invertir menos energía para adecuar la temperatura del aire de entrada a la del ambiente interior. Hay diferentes tipos de recuperadores de calor pero en general la recuperación ayuda a disminuir el consumo en climatización hasta un 20%.

Otro tipo de sistema de climatización que conlleva una serie de ventajas en su funcionamiento, instalación y mantenimiento, así como en el consumo energético son los sistemas de volumen de refrigerante variable. Son sistemas que consisten en una unidad exterior que da servicio, mediante la circulación de un gas refrigerante, a múltiples unidades interiores que climatizan cada una de los espacios que se necesite.

Esto simplifica el sistema y no se necesitan elementos intermedios como en otros sistemas (depósitos, válvulas, bombas, etc.), eliminándose así las posibilidades de averías y roturas en esos componentes. Como añadido, estos equipos trabajan con tecnología inverter, que permite adaptar el funcionamiento del compresor, evitando que tenga que trabajar a toda su capacidad, reduciendo y suavizando los arranques del compresor. En definitiva, permite al sistema adaptarse a las necesidades de climatización en cada momento mejorando así la eficacia de su operación y consumo.

En el aumento de los niveles de eficiencia de los equipos influyen factores tecnológicos y además la aparición de nuevos refrigerantes más eficientes y con un menor impacto ambiental. A partir del 1 de enero de 2015 entrará en vigor la prohibición total de usar el refrigerante R-22. Este gas ha sido el más usado en los equipos de climatización durante muchos años, por lo que la mayoría de los aparatos de clima con más de 10 o 15 años utilizan este compuesto y deberán sustituirse por otros que utilicen refrigerantes más modernos. Esto es una sustitución que debe plantearse a corto plazo puesto que ya sólo se puede utilizar R-22 reciclado que va encareciéndose, y a partir de la fecha límite, al prohibirse totalmente su uso, implica que cualquier avería en el equipo que implique recarga de refrigerante supondrá el fin del equipo. La sustitución del refrigerante no es la mejor opción puesto que a la caída del rendimiento debido al uso de un refrigerante para el que la máquina no ha sido diseñada, hay que sumarle el que se sigue usando un equipo que ya habrá reducido su rendimiento debido a la edad que tiene.

Al hablar de calefacción, proporcionada por calderas, también existe un gran potencial de ahorro en función de los equipos. Para empezar, hay que hablar de las posibilidades que ofrece el cambio de combustible a gas natural, que tiene como principal ventaja su coste: es, de hecho, el más barato, eficiente y el más limpio de cuantos se comercializan. Aparte existen calderas de alta eficiencia, como son las de baja temperatura y las de condensación, con un rendimiento muy superior a las convencionales. Haciendo la comparación más extrema, entre calderas convencionales a gasóleo con una de alta eficiencia a gas natural, se puede hablar de ahorros de energía de hasta el 20% y una reducción de costes de operación que se puede acercar al 50%.

foto
 Consumos unitarios durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2011 y 2012 (en kW por hora y por persona).

Gestión avanzada y control: aliados en la eficiencia

Si además de la introducción de nuevos equipos, se le suma la instalación de un sistema que los regule y controle, que gestione la operación en función de la demanda de climatización en cada momento y en cada zona del establecimiento, la mejora en la eficiencia aumenta considerablemente. Estos sistemas controlan las temperaturas de consigna, los horarios de funcionamiento y otros aspectos asociados a la demanda, y además pueden integrarse con el sistema de check-in del hotel lo que permite cambiar las condiciones ambientales en las habitaciones en función de su estado (vacía, vendida, con cliente). Dependiendo de cada caso, se puede hablar de una reducción de consumo que llegue hasta el 20%.

Pero, si además de incorporar todas las medidas analizadas, la energía invertida en el sistema o el equipo de climatización es de origen renovable se mejora la eficiencia del sistema, al ofrecer el mismo servicio con menos energía, o con energía que no supone un coste directo. Entre las más comunes se encuentra la solar térmica, que además de aportar calor al sistema de calefacción, reduciendo su coste de operación al disminuir la necesidad de combustible necesario, puede trabajar junto a sistemas de refrigeración por absorción, los cuales producen frío a partir de agua caliente. El nivel de eficiencia es muy alto, puesto que cuando más necesidad de frío hay en un establecimiento, (por ejemplo, en verano), más energía solar térmica se obtiene y se le da un menor uso, y así se utiliza la energía sobrante que de otra manera se desperdiciaría, aprovechándola para refrigerar el edificio de manera prácticamente gratuita.

foto
Sistema VRV.

Cuando se trata el tema de climatización, hay que tener en cuenta otro tipo de elementos que influyen en la calidad y el consumo asociado. Entre estos elementos se encuentra el estado de la envolvente térmica del edificio y el sistema de bombeo (para climatización por agua).

Gran parte de la energía utilizada en mantener unas condiciones adecuadas del ambiente interior se pierde a través de la envolvente del edificio (fachada, ventanas, marcos, etc.) que implica que los equipos han de trabajar más aumentando el consumo. Si se dispone de un buen aislamiento con el exterior, se reduce la necesidad de climatizar al estar más protegido el ambiente interior y se podría reducir la potencia de los equipos encargados de climatizar, sea cual sea el tipo de sistema de climatización utilizado.

En sistemas de climatización por agua dependen además del sistema de bombeo, que son los que circulan el agua por el sistema a una presión y caudal determinados, y que suponen una gran parte del consumo del sistema. Por ello, los ahorros que se pueden conseguir usando sistemas eficientes de bombeo en hoteles son elevados, y no sólo asociados a la climatización sino que se mejora también la eficiencia de los sistemas en los que interviene el agua como el propio suministro de agua y ACS, piscinas, SPA, etc.

 

Datos desde Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) de España.

¿Es la bomba de calor el sistema más eficiente de calefacción?

[pictureframe image="http://www.clubmadrid.org/img/noticias/2011/05/11/med/iStock_000003595406Small.jpg" align="left" lightbox="true" title="" link="" width="" height=""]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su último informe Energía 3.0 la organización ecologistaGreenpeace se decanta por las bombas de calor como la mejor opción para la calefacción desde el punto de vista de la eficiencia energética.

Estos aparatos eléctricos, no muy conocidos para la mayoría de los ciudadanos, son el mismo sistema que hay dentro de nuestros frigoríficos o en los aires acondicionados: absorben el calor de un sitio y lo bombean hacia otro. Con este tipo de calefacciones se consigue calentar casas del norte de Europa con temperaturas mucho más frías que aquí.

¿Son de verdad la mejor alternativa para la climatización?

Lo cierto es que hay muchas modalidades diferentes. Existen equipos ultraeficientes, pero otros pueden no serlo tanto o no son adecuados para algunas zonas.

Hasta ahora se entendía que para generar calor en una vivienda resultaba mucho más eficiente quemar directamente un combustible en una caldera doméstica que producir energía eléctrica en una central y trasportarla hasta un enchufe en el que conectar un aparato que calentase la casa.

El motivo son las pérdidas de energía que se producen en las centrales eléctricas que funcionan con combustibles fósiles (el rendimiento de una planta de ciclo combinado es de algo más del 50%). Sin embargo, esto cambia con el aumento de la participación de las energías renovables en el sistema eléctrico(1) y con equipos como la bomba de calor. Según Greenpeace, ya con el actual reparto de tecnologías del sistema eléctrico del país resulta más ventajoso dar calor con un aparato eléctrico como una bomba de calor que con una caldera.

La organización ecologista(2) hace los cálculos en emisiones de CO2, considerando que una caldera doméstica de gas natural muy eficiente (con un rendimiento del 95%) genera unos 215 gramos de CO2 por kWh térmico. Se supone entonces que en un sistema eléctrico en el que se emitiese de media menos de esa cantidad de CO2 por kWh producido merecería la pena enchufar un aparato eléctrico para generar calor (incluso una estufa eléctrica con una simple resistencia). En el caso real de España, el coeficiente de emisiones del sistema eléctrico del país se encontraba(3) en 2010 en 247 gCO2/kWh, pero para los ecologistas esto resulta ya suficiente para superar ambientalmente a la caldera de gas natural si el aparato eléctrico que se utiliza para calentar la casa es una bomba de calor.

Esto es así por el particular funcionamiento de una bomba de calor, que por cada kilovatio hora eléctrico consumido va a aportar varios kilovatios hora térmicos. La explicación a esto que suena al principio tan extraño es que este aparato no produce por sí solo calor, sino que lo absorbe o bombea de otros lugares: del aire exterior de la casa, de la tierra del subsuelo o de agua en profundidad. En rendimiento de las bombas de calor se mide en COP (Coefficient of Performance: la relación entre su potencia térmica y su consumo eléctrico). Volviendo a los 247 gCO2/kWh de media del sistema eléctrico del país en 2010, una bomba de calor con un COP de 3,5 que se enchufe a la red eléctrica emitiría entonces 71 gramos de CO2 por cada kWh térmico y otra aún mucho más eficiente con un COP de 6,5 las bajaría a 38 gramos por kWht, menos de una quinta parte que la caldera de gas natural.

“¿Es la bomba de calor el sistema más eficiente de calefacción?

La respuesta es: “depende”, (pues sus ganancias salen de los ahorros logrados). Como explica, existe una enorme variedad de bombas de calor, desde los equipos de aire acondicionado reversibles que también calientan a las instalaciones geotérmicas que extraen el calor del subsuelo. “Hay sistemas de bomba de calor que sí superan la eficiencia de una caldera de condensación de gas natural y otras no.

Una primera gran diferencia de estos aparatos es de dónde van a extraer el calor para la calefacción (o el agua sanitaria). Hay equipos bastante sencillos que lo van a bombear del aire del exterior de la casa. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el rendimiento de estos aparatos (el COP) va a cambiar en función de la temperatura que haga fuera. “Va a ser difícil extraer calor de un aire muy frío que esté unos pocos grados sobre cero”. Esto no importa demasiado en muchas zonas templadas en las que los termómetros no van a bajar mucho (y donde resultan a la vez muy interesantes los equipos reversibles que ofrecen tanto calor como frío), pero sí en otras muchas en las que estos aparatos pueden fallar justo en el momento en que más se necesitan.

También es cierto que en otros países europeos más al norte se utilizan a menudo sistemas con bomba de calor de gran fiabilidad incluso para temperaturas extremasde muchos grados bajo cero. Para esto son mejores los sistemas geotérmicos que extraen el calor del subsuelo. Claro que también son mucho más caros. S

Una bomba de calor de aire para calentar una casa de 100 m2 supone una inversión de unos $4.200.000 y una geotérmica para la misma vivienda unos $11.000.000.

Según Greenpeace, “las bombas de calor son más eficientes que una caldera de gas y van a serlo mucho más según se vaya descarbonizando el sistema energético [aumentado el uso de tecnologías que no emitan CO2]”. Pero también reconoce que muchos de los equipos que se están vendiendo hoy en día no tienen rendimientos tan buenos. Además, considera negativo que algunos de estos aparatos utilicen como refrigerante hidrofluorocarburos(HFC), gases fluorados de efecto invernadero que tienen un potencial de calentamiento global mucho mayor que el CO2.

La importancia de utilizar equipos con refrigerantes ecológicos

[pictureframe image="http://www.nocturnar.com/forum/attachments/medio-ambiente-y-ecologia/54133d1347801649-dia-mundial-conservacion-de-capa-de-ozono-tierra.jpg" align="left" lightbox="true" title="" link="" width="" height=""]

 

El Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan el ozono1 es un tratado internacional diseñado para proteger la capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de numerosas sustancias que se ha estudiado que reaccionan con el ozono y se cree que son responsables por el agotamiento de la capa ozono. El acuerdo fue negociado en 1987 y entró en vigor el 1º de enero de 1989. La primera reunión de las partes se celebró en Helsinki en mayo de ese 1989. Desde ese momento, el documento ha sido revisado en varias ocasiones, en 1990 (Londres), en 1991 (Nairobi), en 1992 (Copenhague), en 1993 (Bangkok), en 1995 (Viena), en 1997 (Montreal) y en 1999 (Pekín). Se cree que si todos los países cumplen con los objetivos propuestos dentro del tratado, la capa de ozono podría haberse recuperado para el año 2050. Debido al alto grado de aceptación e implementación que se ha logrado, el tratado ha sido considerado como un ejemplo excepcional de cooperación internacional.

 

seguir leyendo aqui

Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios en Chile.

La Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización (C.Ch.R. y Cl) en conjunto con la División Técnica de Aire Acondicionado y Refrigeración (DITAR) ha elaborado para sus asociados y para la comunidad en general una versión adaptada a la realidad chilena, del Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios, que actualmente se encuentra vigente en España, el cual se complementó con algunas Normas UNE (Normas de la Comunidad Europea), que han sido seleccionadas por temas considerados más
relevantes y urgentes de implementar.
La adaptación chilena del RITE tiene como objetivo generar un marco de referencia para las instalaciones del rubro, que permita tener una actividad más transparente con una base técnica mínima de referencia, que incorpore criterios y beneficios para el rubro, especialistas y para la comunidad en todo su conjunto.
La edición y/o aplicación de esta versión adaptada con las normas que se citan, no implica un desconocimiento u desautorización de otras normas y recomendaciones como ASHRAE, DIN, etc.

Descarga PDF aquí

Otro sitio realizado con WordPress